¿”Controlamos” la hidratación de nuestro caballo?

La hidratación de los équidos es un parámetro que da la cara cuando ya es tan deficitaria como para que suponga un problema grave. ¿Qué se puede hacer entonces? Lo que se debe hacer en principalmente es estudiar sobre este concepto. Conocer los detalles del funcionamiento fisiológico del agua corporal del caballo. Además de las claves prácticas que ayudarán a evaluar el nivel deficitario de hidratación que presente el caballo en cada momento del ejercicio. A continuación enumeramos los conceptos prácticos esenciales que nos ayudarán a mantener la correcta hidratación de nuestro atleta.

Parámetros indicativos de una hidratación deficitaria.

Con el objeto de detectar esta situación, es responsable conocer los siguientes parámetros:

  • La demanda de agua del caballo en estado de reposo es de entre 18 y 25 litros al día.
  • Si el estado es de esfuerzo prolongado, como en el transcurso de un Raid, aumenta hasta 74 litros al día.
  • El rendimiento se ve comprometido a partir de un 3% de hidratación negativa. Este 3% se equipara a la pérdida de 15 litros en forma de sudor. Siendo dañina para el bienestar del caballo en parámetros entre el 10% y el 12%.
  • La pérdida de agua corporal en forma de sudor después de un ejercicio intenso: salto, campo a través, doma, polo, horse ball, etc, se estima en 15 litros para un ejemplar de 500 kilos.
  • El rellenado capilar en las mucosas ha de ser menos de 2 segundos.

No se ha hecho más que recopilar todas aquellas recomendaciones que se han dado en alguna ocasión por separado. Pero juntas, constituyen una herramienta eficiente para combatir el déficit de hidratación.

!Ahora toca restablecer los parámetros de hidratación para un correcto funcionamiento fisiológico!

La mrejor manera de que el caballo recupere la hidratación es bebiendo agua.

Con la transpiración, durante el ejercicio, se pierden: agua corporal y minerales importantes para el correcto funcionamiento del organismo de nuestro binomio. Recuperar estas pérdidas y en el menor tiempo posible puede ser la diferencia entre obtener el metal en una competición o no llegar. Y en el peor de los casos dejar afectada o no la salud de nuestro amigo equino. Podríamos abrir un debate entre qué solución es mejor que otra. Pero lo más efectivo es transmitir el concepto general que servirá para elegir la mejor opción.

LA REHIDRATACIÓN ES UNA MANIOBRA EN LA QUE SE LE DEVUELVE AL ORGANISMO LA MISMA CANTIDAD DE LÍQUIDO A LA QUE SE HA PERDIDO.

Partiendo de esta premisa, si es posible, es conveniente incorporar simultáneamente los minerales que también se han perdido durante el ejercicio. Existen en el mercado soluciones diferentes. Nuestra recomendación son los productos bebibles, ya que el caballo recupera al mismo tiempo líquido y minerales. Conocidas son las dificultades que algunos ejemplares ofrecen a la hora de beber agua, cuanto más si el agua tiene algo dentro que le cambia el olor y el sabor. Por ello, la solución más eficaz es acostumbrar a nuestro caballo a esta nueva rutina. La constancia es la clave de nuestro apasionado deporte, la equitación.

Introducir esta nueva rutina merece la pena.

Producto que nosotros aconsejamos para una completa hidratación. AMBequus Rehira.Nuestra experiencia nos indica que con un caballo “exquisito” al beber, tendremos problemas para llevar a cabo la maniobra de rehidratación que os recomendamos. Es por ello necesario convertirlo en una rutina. Se suministrará siempre después de cada esfuerzo físico. Por esfuerzo físico estamos hablando de cada uno de las días de entrenamiento en casa. Con esta rutina el día que llegue la competición no dará problemas y conseguiremos una adecuada hidratación.

El material que necesitamos es sencillo:

  • Un cubo grande, como el que se lleva a los concurso con boxes portátiles para suministrar el agua. Si tiene marcas que indican los litros de capacidad, mejor.
  • Si no tiene, es necesario un recipiente de volumen conocido, para hacer la mezcla correctamente.
  • Un dosificador para añadir la dosis de producto adecuada.
  • Y un producto de confianza, que garantiza la relación adecuada de minerales. En nuestro caso el producto será “AMBequus Rehidra”.

Ya solo falta constancia y seguir las indicaciones de administración particulares de cada producto. El éxito estará garantizado.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN ACCEDE A NUESTRA PÁGINA DE CONTACTO

CONTÁCTANOS

Share This