“¿Por qué mis caballos no se desarrollan adecuadamente?”

Una pregunta a la que hemos intentado dar respuesta en muchas ocasiones y que está muy relacionada con los agentes externos que rodean a nuestros protagonistas equinos.

Os describimos un caso real durante la visita a las instalaciones de un cliente, ya que resulta educativa.

La clave, los agentes externos.

Nos encontramos en la localización que habíamos convenido, frente a los “Cuatro Postes”. Una vez me describió la situación junto a su veterinaria, visitamos las instalaciones. Tras una interesante conversación e intercambio de puntos de vista, llegamos a la conclusión de que la calidad genética de los ejemplares era indiscutible. Así pues, lo que debíamos evaluar era la calidad de los factore que influyen en el bienestar de nuestros caballos:

  • La alimentación. Evaluando todos los estados fisiológicos.
  • La higiene de las instalaciones.
  • El manejo sanitario de los caballos.
  • La calidad del pienso y su almacenaje.
  • La calidad del forraje. En el caso que nos ocupa, los forrajes son mayoritariamente pastos.
  • La calidad del agua.
  • El número de animales por lote. Puede ocasionar problemas de competencia.
  • La orografía de la finca.

En definitiva, todo el medio ambiente que rodea los caballos. Una vez analizados todos ellos, dimos con el presunto creador de los problemas, el agua.

La capacidad del agua para crear problemas.

El agua, como agente externo, es una variable que debemos tener muy controlada. Es imprescindible conocer su procedencia y su calidad. Un agua en malas condiciones sanitarias puede ocasionar problemas tan graves como cólicos. Un agua de la que desconocemos su procedencia puede contener desde microorganismos perjudiciales, hasta sustancias químicas que intoxiquen el organismo de nuestros caballos.

Estas sustancias pueden producir irritación del tracto digestivo que originen alteraciones de la flora intestinal. Esto provoca un deficiente desarrollo de los ejemplares por una deficitaria asimilación de nutrientes.

En el caso de las yeguas, hasta el punto de retirarles los potros para frenar su pérdida de condición corporal. Situación que degenera en potros raquíticos y sin la energía suficiente para continuar sus fases de crecimiento adecuadamente. En los potros ya destetados, carencias de nutrientes, que impiden llegar al potencial genético esperado.

Nuestro consejo.

En primer lugar analizar y comprobar que todos los agentes externos están bajo control por medio de análisis. De esta forma podemos conocer las características del suelo, el forraje y el agua en el prado, y si se encuentran en buenas condiciones para nuestros caballos.

En segundo lugar, devolver el equilibrio al tracto digestivo. Llegados a este punto se estableció el siguiente protocolo:

  • Cambiar los bloques de mineral existentes por bloques de mineral + sustancias fitobióticas que fortalecen el sistema inmunológico contra patógenos del agua. Además de ser muy efectivas contra las garrapatas. Nosotros recomendamos para este fin nuestro producto AMBequus COCCIBLOCK.
  • Retirar todos los suplementos adicionales de la dieta de todos los ejemplares de la cuadra. Ya que con un aparato digestivo disfuncional no son asimilados, pasando a ocasionar un gasto infructuoso.
  • Restablecer la condición corporal de las yeguas. Las yeguas son la fuente de nutrientes para nuestros potros. En este caso la recomendación es el aporte de AMBequus Probiotic. Este producto también ayudará a que los potros en la última etapa del desarrollo alcancen los objetivos deseados.
  • Ayudar a que todos los potros desarrollen todo su potencial desde el primer momento de vida. Esto lo conseguiremos previniendo las diarreas de lactación y las producidas por patógenos del entorno. Con el fin de facilitar la asimilación de la grasa que reciban con su alimentación, proveyendo de la energía necesaria para un crecimiento vigoroso, les aconsejamos el producto AMBequus Digest.

Siguiendo estas pautas nutricionales durante unos meses, obtendremos las mejoras deseadas una vez que todos los agentes externos estén bajo control.

Si queréis conocer y compartir más consejos, os invitamos a que hagáis vuestros comentarios en el blog. Un saludo y hasta la próxima publicación.

Share This