Los caballos utilizan el lenguaje corporal para comunicarse. Aunque puedan emitir una amplia gama de sonidos, estos animales expresan sus emociones, percepciones y estados de ánimo, principalmente, a través de sus posturas, movimientos y expresiones faciales. Analicemos las claves del lenguaje corporal equino.

Los caballos son capaces de transmitir sus sentimientos con prácticamente cualquier parte de su cuerpo. Tanto es así que se han realizado numerosos estudios sobre lenguaje corporal equino que han demostrado que el comportamiento de una manada de caballos puede armonizarse hasta en un 98% con el paso del tiempo a través de sus movimientos para expresar sus sentimientos, saludar, avisar de peligros, hacer peticiones e incluso dar órdenes.

Estos son algunos de los movimientos más comunes que utilizan los caballos para expresarse.

Posición de las orejas

Las orejas de un caballo tienen una doble función: además de escuchar, también pueden expresar su estado de ánimo. Tienen 6 posiciones básicas:

  • Orejas tiesas y en movimiento: es el estado de alarma natural del caballo. Es la posición normal de cualquier caballo de la que no debemos preocuparnos.
  • Orejas flojas o caídas: esta posición puede deberse a tres cosas. La primera puede estar ligada al cansancio del animal o que esté triste, la segunda puede deberse a la sumisión ante un rival más fuerte y dominante y la tercera puede indicar que el caballo está enfermo, pero en este caso sin ningún tipo de movimiento.
  • Orejas erguidas hacia delante: muestra desconfianza hacia algo o alguien que desconoce, hay que tener cuidado con sus reacciones.
  • Orejas hacia atrás: significa sumisión o temor. Suele darse en caballos jóvenes cuando empiezan a ser montados. En caballos adultos, puede ser que tema a su jinete por ser demasiado bruto con él.
  • Orejas pegadas a la nuca: cuidado con esta posición. Indica agresividad hacia otro caballo, animal o persona.
  • Una oreja hacia delante y otra hacia atrás: expresa duda. Si su jinete intenta explicarle algo nuevo, significa que no lo ha entendido bien, por lo que deberá explicárselo de nuevo.

Posición del cuello y la cabeza

Además de la posición de las orejas, otros indicadores del estado de ánimo general del caballo son su cuello y cabeza.

  • Cabeza alta: puede significar que el caballo ha percibido algo a lo lejos que le genera curiosidad. Su adrenalina fluirá automáticamente en su sistema mientras se prepara para huir si percibe peligro. El caballo se encuentra preocupado, asustado o inseguro.
  • Cabeza inclinada: Si la cabeza del caballo se inclina y se combina con las orejas caídas, puede significar que el caballo está pensando. Si la cabeza está extendida y las orejas están muy relajadas con la nariz hacia fuera, podría estar pidiendo algo.
  • Cuello arqueado: El caballo podría estar ligeramente alarmado o vacilante.
  • Mentón escondido/cabeza caída: Esto puede significar que el caballo está enojado o en un estado agresivo. También puede estar solicitando permiso para entrar en el espacio de otra persona o caballo.

Es muy importante conocer y estar atento a todas las expresiones físicas del caballo con ello se puede brindar bienestar y prevenir alguna dolencia.

En AMBiotec disponemos de una web dedicada al mundo de la salud del caballo, AMBiotecequus.

En este breve video puedes conocer nuestras soluciones para conseguir el bienestar animal en equinos a través de la salud gástrica.

Share This