En esta ocasión, te dejamos un resumen de las funciones principales de los minerales necesarios para el buen funcionamiento del organismo de tu caballo. Los minerales en caballos desempeñan un papel esencial y deben incorporarse necesariamente dentro de su programa de nutrición.

Los minerales son esenciales para el buen funcionamiento de los caballos. Entre sus muchas funciones, los minerales ayudan a regular la temperatura corporal, a mantener la función nerviosa y muscular y a favorecer la salud reproductiva. Las deficiencias de minerales específicos pueden provocar una amplia gama de problemas, por lo que es importante asegurarse de que la dieta de su caballo incluya una mezcla equilibrada de minerales. En esta entrada del blog, examinaremos con más detalle las principales funciones de los minerales en los caballos y discutiremos cómo asegurarse de que su caballo recibe todos los nutrientes que necesita.

Los caballos tienen una gran variedad de necesidades funcionales. Su esqueleto y su comunicación celular requieren de muchos minerales para su buena salud. De entre sus necesidades alimenticias, destacamos los micro y macrominerales, que son compuestos inorgánicos, presentes en la naturaleza y en los alimentos.

  • Los macrominerales, así llamados porque son requeridos en mayores cantidades: calcio, fósforo, potasio, cloro, sodio, magnesio y azufre.
  • Los microminerales o minerales traza, que necesitan en menor cantidad: cobalto, cobre, selenio, yodo, hierro y zinc.
minerales en caballos

Macrominerales

Como ya hemos apuntado anteriormente, la dieta normal del caballo requiere de macrominerales que son compuestos inorgánicos, presentes en la naturaleza y en los alimentos.

Calcio

De entre todos los minerales para caballos, el calcio constituye el 35% de la estructura ósea.  La concentración de calcio en el plasma sanguíneo del equino está regulada por la parathormona, la calcitonina y los metabolitos de la vitamina D.

 Este mineral interviene en:

  • La contracción del músculo cardíaco
  • La integridad de la membrana celular
  • La secreción glandular
  • La regulación de la temperatura
  • Los mecanismos de coagulación sanguínea.

Fósforo (P)

El fósforo es esencial para el crecimiento y mantenimiento de los huesos y dientes, para el metabolismo energético y para numerosas funciones celulares.

Relación calcio-fósforo

Un exceso de fósforo en la comida del caballo puede complicar la absorción del calcio del equino. Por esto, se debe evitar este exceso en la dieta porque inhibe la absorción de calcio, altera la homeostasis cálcica y también la velocidad de remodelación ósea.

De la misma manera, un exceso de calcio en la dieta del caballo inhibe el proceso de remodelación ósea e interfiere en la utilización corporal del fósforo y otros minerales como magnesio, zinc, hierro, cobre y manganeso.

En la alimentación para caballos de carrera se estima que la relación entre estos dos minerales debe ser de un 0,6 % de calcio y un 0,45% de fósforo.

Las patologías más frecuentes generadas por una relación desequilibrada de estos minerales son el raquitismo, la osteomalacia y la osteofibrosis.

minerales en caballos

Potasio (K)

El potasio es un electrolito que mantiene la presión osmótica celular y el equilibrio ácido-base del cuerpo del caballo. En la dieta del equino en mantenimiento, un 0,25 % de K es adecuado, en el caso de los equinos de training y que realizan gran actividad física, puede ser necesario más del 0,6 %.

Aunque el exceso de ingesta de potasio suele ser tolerado por el caballo, puede acelerar la pérdida urinaria de sodio y entorpecer la asimilación del magnesio.

La deficiencia de potasio se caracteriza por fatiga, debilidad muscular, letargia, intolerancia al ejercicio y una disminución del consumo de agua y alimentos. De hecho, el déficit se asocia a enfermedades como miopatías.

Cloro (Cl) y Sodio (Na)

El cloro y el socio son responsables de la regulación de los fluidos corporales y de la conducción de los impulsos eléctricos en nervios y músculos.

Estos minerales son los electrolitos más importantes eliminados en el sudor y la orina. Los requerimientos de cloruro de sodio aumentan en el ejercicio de manera proporcional al aumento del sudor y a las pérdidas urinarias.

La carencia crónica de estos dos macrominerales se manifiesta por una alteración del apetito rugosidad del pelo y ralentización del crecimiento.

Los excesos se eliminarán en la orina siempre y cuando el caballo tenga libre acceso al agua. El sobre consumo de sal no compensado con el agua suficiente, puede ser responsable de trastornos digestivos (cólico, diarrea), calambres musculares, debilidad, parálisis de los miembros posteriores y accidentes cardíacos.

Magnesio (Mg)

Alrededor del 60% del magnesio se encuentra en el esqueleto del caballo, pero también es un activador importante de varias enzimas.

La dieta del caballo debe aportar alrededor de un 0,1 % de magnesio. Hay que poner especial atención en la relación magnesio-fósforo, ya que el magnesio decrece ante un exceso de fósforo.

El déficit de magnesio se caracteriza por hiperexcitabilidad, mirada fija, temblores musculares, marcha incierta, sudoración profusa y ataxia.

minerales en caballos

Azufre (S)

El azufre es un constituyente esencial de varios aminoácidos (metionina, cistina y cisteína), de las vitaminas del complejo B (biotina, tiamina), de la insulina, taurina y del sulfato de condroitina.

El azufre inorgánico no es fácilmente absorbido por los equinos y es preferible el azufre orgánico (ligado a aminoácidos).

Ladeficiencia de este mineral en la nutrición del caballo no ha sido reportada y los excesos no han producido efectos indeseables gracias a que se elimina fácilmente por orina y heces.

Microminerales

Los microminerales son nutrientes esenciales que no aportan energía, pero realizan otras funciones cruciales. Aunque el papel de los microminerales en animales está bien establecido, estos nutrientes han sido los grandes olvidados en la dieta animal de los caballos.

Cobalto (Co)

El cobalto entra en la composición de la vitamina B12, permitiendo la síntesis por la microbiota del ciego y colon del equino.

La microbiota equina utiliza el cobalto de la dieta para la síntesis de esta vitamina; por tanto, una deficiencia de cobalto puede dar lugar a deficiencia de vitamina B12.

En los equinos no han sido descritas las intoxicaciones ni las deficiencias con este elemento.

Cobre (Cu)

El cobre es un componente de varias enzimas involucradas en la síntesis y mantenimiento de:     

  • El tejido conectivo elástico
  • La movilización de las reservas de hierro
  • La síntesis del pigmento melanina
  • La estabilización del colágeno óseo.

El déficit de cobre en la dieta del caballo se puede deber a la falta de mineral en la dieta o por una ingesta excesiva de molibdeno.

Cuando la ingesta del molibdeno de este último excede a la de cobre puede influenciar su metabolismo sin producir signos de deficiencia.

El umbral de toxicidad del cobre en el equino es relativamente alto. Su déficit produce anemia, pelo grisáceo, opaco y anormalidades óseas.

minerales en caballos

Selenio (Se)

La función biológica del selenio es la reducción de los hidroperóxidos, constituyendo un componente importante de los mecanismos antioxidantes celulares.

El selenio afecta a la función linfocítica, pudiendo influenciar el tamaño y número de varias subclases de linfocitos T.

De hecho, algunas investigaciones demuestran un aumento en la respuesta de anticuerpos en equinos hiperinmunizados con selenio y vitamina E juntos.

El selenio es un mineral muy tóxico que provoca en los equinos la enfermedad alcalina con caída de las crines, deformación y pérdida de los cascos, ceguera y parálisis.

La carencia de Selenio es lo más frecuente y es la responsable de:

  • La distrofia muscular o enfermedad del músculo blanco
  • La afección degenerativa que involucra a los músculos intercostales, diafragma y por último al corazón.

Se manifiesta por trastornos en la marcha y en la estación, dificultad cardio respiratoria y muerte.

Iodo (I)

El Yodo es un mineral esencial para la síntesis de las hormonas tiroideas (T3 y T4) que regulan el metabolismo basal. Tener deficiencias como excesos de Iodo producen bocio.

Hierro (Fe)

Los nutrientes esenciales para la producción de glóbulos rojos incluyen el hierro, como así también el cobre, la vitamina B12 y el ácido fólico, todos ellos necesarios para la síntesis de hemoglobina.

El hierro es un componente indispensable y su deficiencia produce anemia. El exceso de hierro es mucho más común que su deficiencia, siendo tóxico para el caballo que no tiene manera de excretarlo, además de interferir en la absorción de otros minerales de la dieta.

Zinc (Zn)

Este mineral entra en la composición de varias enzimas: anhidrasa carbónica, fosfatasa alcalina y carboxipeptidasa.

Su absorción se ve afectada por el nivel de otros minerales en la dieta, como el cobre y el hierro.

Las intoxicaciones no suelen ocurrir en condiciones normales, pero, de darse, provoca anemias, rigidez, cojeras y deformación de las epífisis de los huesos largos.

Conclusión

Los caballos tienen una gran variedad de necesidades funcionales. Requieren muchos minerales para su buena salud. Entre sus necesidades nutricionales, destacamos los micro y macrominerales, que son compuestos inorgánicos, presentes en la naturaleza y en los alimentos. Cocciblock fitobiótico con minerales para su caballo es un excelente suplemento que puede ayudar a garantizar que su caballo tenga todos los micronutrientes necesarios para estar sano además de ser antiparasitario.

Share This