Tal como prometimos en el blog de septiembre, os presentamos en esta ocasión un resumen de las funciones de las principales vitaminas necesarias para el organismo de tu caballo. Estas vitaminas para caballos engloban las principales funciones físicas que habitualmente realizan la mayoría de los equinos.

Vitamina A:

La vitamina A para caballos, se caracteriza por tener un papel importante en la visión, pero también es crucial en la diferenciación celular, en la reproducción, embriogénesis, nacimiento del potro y crecimiento. Por otro lado, esta vitamina para equinos interviene en la respuesta inmune contra las infecciones.

La deficiencia de esta vitamina en caballos causa ceguera nocturna, además se verá afectada la respuesta inmune y la reproducción (mortalidad embrionaria).

La hiperqueratosis es una condición que se caracteriza por el engrosamiento de la capa externa de la piel, la cual está compuesta de queratina. Este problema también puede ser causado por una carencia de vitamina A en el organismo del caballo. Por otro lado, el exceso de vitamina A en caballos causa fragilidad del hueso, exfoliación de los epitelios y teratogénesis.

Vitamina D:

También llamada vitamina antirraquítica, interviene en la regulación del calcio y fósforo en el organismo, en su absorción intestinal y su excreción renal, así como en la movilización del calcio y fósforo del hueso.

La vitamina D para caballos se halla en plantas y animales (forma D2 y D3). La síntesis de esta vitamina por los equinos se da en su piel tras la exposición a la luz solar, por la radiación ultravioleta.

El déficit de esta vitamina se manifiesta con deformaciones del hueso por falta de concentración de calcio y fósforo en el mismo. Por otro lado, un exceso de vitamina D en el equino genera calcificaciones de tejidos blandos.

Vitamina E:

La vitamina E para caballos interviene en la respuesta inmune y el metabolismo energético de los mismos. Es conocida como “vitamina antioxidante” por su papel protector de lípidos de las membranas celulares y es también un protector muscular. EL déficit de vitamina E provoca cansancio muscular e intolerancia al esfuerzo.

Las deficiencias de vitamina E en equinos causan problemas como la enfermedad del músculo blanco en potros, una enfermedad degenerativa de la espina dorsal, mieloencefalopatía degenerativa equina (EDM) o una enfermedad neuronal-motora equina (EMND). Por el contrario, no se ha podido demostrar toxicidades destacables de esta vitamina en caballos.

Vitamina B1 o tiamina:

Es necesaria para la contracción muscular interviniendo en el metabolismo de los carbohidratos utilizados en la síntesis de ATP. Las deficiencias de tiamina en caballos pueden causar anorexia, falta de apetito, ataxia, incoordinación muscular, temblores, pérdida de peso etc. Podemos encontrar tiamina para caballos en cereales y en la levadura de cerveza.

Vitamina B12 o riboflavina:

Esta vitamina interviene en los mecanismos de defensa antioxidante y en el metabolismo energético, en la utilización de carbohidratos, grasas y proteínas.

La deficiencia de esta vitamina en caballos no ha sido demostrada, aunque sí en otras especies donde causa conjuntivitis.

Vitamina C:

También llamada ácido ascórbico, tiene función antioxidante y protege los tejidos respiratorios. La vitamina C para caballos puede ser sintetizada por su cuerpo a partir de la glucosa.

Biotina:

La biotina actúa como coenzima del metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. Se han evidenciado problemas de cascos de caballos sometidos a deficiencias crónicas de biotina, así que tratamientos con esta vitamina para caballos son recomendables.

Una vez más, la prevención es la solución. El equilibrio de la dieta nos aporta bienestar y salud a los animales. Desde AMBiotec Equus desarrollamos soluciones para obtener la salud equina a través de la nutrición. En este video puedes verlo.

Share This